LA IMPORTANCIA DE LA RENOVACIÓN DEL AIRE DURANTE LA PANDEMIA POR COVID-19: DATOS A TENER EN CUENTA


El CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) ha publicado una “Guía para la ventilación en aulas” en la que describe varias medidas para reducir el riesgo de contagio:

  • Es preferible permanecer en el exterior antes que en espacios cerrados.
  • Reuniones de pocas personas, manteniendo siempre una adecuada distancia interpersonal y hablando a bajo volumen.
  • Llevar la mascarilla correctamente colocada.
  • Renovar el aire de las habitaciones, bien a través de la ventilación natural en aquellos casos en que sea posible, a través de equipos de purificación (se filtra el aire para eliminar virus, bacterias y demás patógenos), o mediante la combinación de ambas fórmulas.

Todos somos conscientes de la importancia de renovar el aire en espacios cerrados, pero abrir las ventanas no siempre es factible y puede conllevar problemas de confort térmico en épocas de frío o condiciones meteorológicas adversas. Por ello se hace imprescindible contar con un purificador de aire que pueda eliminar las partículas patógenas en suspensión.

Hay que tener en cuenta que la ventilación necesaria para reducir el riesgo de contagio depende del tamaño de la sala, el número de ocupantes y la actividad que se está realizando (entre otros factores).

El CSIC recomienda en su “Guía para la ventilación de aulas” un mínimo de 3 renovaciones de aire para considerar que ha sido renovado el total del aire de la estancia.

La renovación de aire suele denominarse por sus siglas en inglés, ACH (Air Changes per Hour / Renovación de aire por hora) y para calcularla se tiene en cuenta el tamaño de la habitación, su altura y el caudal de aire que mueve el equipo purificador (m2 x altura / caudal)

En el caso de los purificadores de aire, es muy importante conocer cuánto tiempo necesitan para efectuar dicha renovación, porque un equipo puede ser válido para cualquier tamaño de habitación pero necesitar un número de horas muy alto para llevar a cabo la renovación total del aire.

Respirae es un purificador de aire concebido específicamente para hacer frente al problema bacteriológico y se recomienda para estancias de hasta 50 m2, consiguiendo su resultado más óptimo entre 12 y 35 m2:

*Tiempo que invierte RESPIRAE en realizar 3 renovaciones

de aire completas.

 Es muy importante purificar el aire en el tramo de alturas en que normalmente se respira (entre 0,80 y 1,80 metros).

El diseño de Respirae favorece la renovación a esa altura ya que expulsa el aire con una ligera inclinación descendente para generar una primera corriente hacia abajo y después hacia arriba tras su rebote en el suelo.

Los purificadores que expulsan el aire en horizontal corren el peligro de empujar aerosoles de una persona hacia otra, y los que lo expulsan en vertical hacia arriba dirigen el aire renovado hacia el techo.

Conviene recordar que si abrimos las ventanas, el aire se renueva únicamente durante el tiempo que permanecen abiertas. En cambio, Respirae consigue una purificación del aire de manera continua, disminuyendo la concentración de patógenos durante todo el tiempo que permanece en funcionamiento.

¿Lo ideal? Combinar ambos métodos ya que las renovaciones de aire conseguidas por diferentes medios en un mismo espacio de forma simultánea suman su efectividad. Respirae elimina virus y bacterias y la ventilación natural acelera el proceso de renovación y disminuye la carga de C02 del aire en espacios cerrados.